Pues ni hablar de lo que sucedió con este desquiciado que juega como portero del Cruz Azul, dijo Tomás Boy (FOTO: Archivo )

» Trifulca en Morelia «

Boy llama desquiciado a Corona

El técnico de Monarcas defiende al preparador físico agredido por el guardamenta
Redacción y agencias
MORELIA
martes, 17 de mayo de 2011 | 00:39

deportes@eluniversal.com.mx

José de Jesús Corona, portero del Cruz Azul, es un "desquiciado" para el director técnico de Monarcas, Tomás Boy, estratega polémico que en varias ocasiones ha encarado a futbolistas, reporteros y público, y quien, además, ha sido sancionado por sus formas dentro y fuera del terreno de juego.

Además de poner este calificativo a Corona, Boy defendió al preparador físico agredido por el guardameta durante el partido de vuelta en que Monarcas venció a Cruz Azul y accedió a la fase final de la Liguilla.

"Mi preparador [Sergio Martí] tira un golpe, normal, en respuesta a la agresión que sufrió [de parte de Corona] y después, varios jugadores de Cruz Azul le disparan golpes a mi preparador físico y luego pues ni hablar de lo que sucedió con este desquiciado que juega como portero del equipo Cruz Azul", manifestó el timonel de Monarcas en conferencia de prensa.

Además de descalificar al meta cruzazulino, Boy solicitó que las autoridades se encarguen de sancionarlo por su actitud durante la noche del domingo. "En la Federación hay personas inteligentes, creo que se va a investigar bien este asunto", reiteró.

El estratega desestimó la reputación de Corona, pues juzgó que no merece el reconocimiento que actualmente se le concede. "En este país hay jugadores que tienen un prestigio que no merecen, para mí, y lo que creo es que este asunto debe pasar a manos de las autoridades competentes", aseveró el entrenador.

Sin embargo, Boy también fue expulsado del encuentro, debido a que uno de los árbitros aseguró que la manera en que el técnico celebró el tercer gol de su equipo fue incorrecta. Ya en otras ocasiones, el técnico de Morelia ha sido acusado como un personaje provocador hacia sus rivales.

"Según ellos [los silbantes] hice una celebración que no va acorde, pero no me han dado la lista de celebraciones para escoger cuál; yo celebro así, y si les molestó, lo siento mucho, pero no tenía ningún objetivo oculto, así celebré contra otros, es mi estilo y no tenía la intención de lastimar a otros, simplemente estaba eufórico y es una expresión", puntualizó respecto de su expulsión, a la que se sumó un castigo de de cinco partidos, de acuerdo con lo establecido por la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana.

En respuesta a las declaraciones de los árbitros, futbolistas, miembros del Cruz Azul y distintos medios de comunicación que reprobaron su manera de celebrar, Boy declaró tras conocer su sanción de 5 partidos: "Manden catálogos para celebrar como a la Comisión Disciplinaria le gustaría, sobre todo antes de una final".

rcr

Los personajes de la noticia