La defensiva de Crimson Tide le otorgó a Alabama su segundo triunfo en un juego de campeonato. (FOTO: Reuters )

» Más deportes «

Alabama, campeón colegial

La defensiva de Crimson Tide le otorgó a Alabama su segundo triunfo en un juego de campeonato -el primero desde 2009- y blanqueó 21-0 a los felinos

Más notas

Redacción y agencias
Nueva Orleans
lunes, 9 de enero de 2012 | 22:45

Twitter: @C_deportiva y @Univ_deportes  

La explosiva ofensiva de los Tigres de la Universidad Estatal de Lousiana (LSU) fue maniatada. Jordan Jefferson fue un fantasma en el campo.

La defensiva de Crimson Tide le otorgó a Alabama su segundo triunfo en un juego de campeonato -el primero desde 2009- y blanqueó 21-0 a los felinos.

Jefferson, quarterback de Tigres,  fue víctima de los blitzes de su rival toda la noche en el Mercedes-Benz Superdome, y tan sólo completó 11 de 17 pases para 53 yardas.

La escuadra de Alabama, comandada por el coach Nick Saban, puso el partido en manos de su defensiva, la uno del futbol colegial de Estados Unidos al conceder únicamente 191.3 yardas por partido.

El plan de juego de Crimson Tide fue sencillo: nulificar a Jefferson, el mejor hombre de los Tigres, y el resto se definiría con la posisión de campo y los equipos especiales.

Les Miles, entrenador de la Estatal de Lousiana, no descifró la forma de vulnerar la égida que le presentó Alabama, ni por aire, ni por tierra.

El frustrado Jefferson no inquietó a la  secundaria de Crimson Tide. Los corredores no fueron problema. Entre los cinco Tigres que acarrearon el ovoide sólo ganaron 38 yardas.

Alabama hizo lo suficiente para la victoria. El pasador AJ McCarron, Jugador Ofensivo del partido, no cometió errores, no arriesgó de más la posesión del balón, cumplió con su asignación. Completó 23 de 34 pases para 233 yardas.

El pateador de Crimson Tide, Jeremy Shelley,  estableció una marca para juegos de campeonato al conectar cinco goles de campo (de 23, 34, 41, 35 y 44 yardas) que los puso arriba en la pizarra 15-0.

LSU amenazó con anotar, pero en la yarda 40 de su rival, el linebacker Dont'a Hightower le arrebató el ovoide a Jefferson y lo recuperó el tacle defensivo Nick Gentry.

La defensiva de los Tigres se desmoronó y Alabama aprovechó. El corredor Trent Richardson intentó correr por el centro de la línea de golpeo, pero al ver los espacios cerrados optó por desplazarse hacia la izquierda, donde econtró una frnja despotegida y se escapó 34 yardas hasta las diagonales para el único touchdown del partido y el 21-0 definitivo.

cmm

Los personajes de la noticia