Muy pocos son quienes puden ir a ver al Tri al Estadio Azteca. (FOTO: Mexsport )

» El Tri «

Ir al Azteca es cosa de ricos

Asistir a un partido de la Selección Nacional es un auténtico artículo de lujo, al que aproximadamente 52 millones de mexicanos, difícilmente tendrían acceso por sus bajos ingresos, de acuerdo con expertos en Economía
Héctor Alfonso Morales
México D,F.
lunes, 25 de marzo de 2013 | 07:00

hector.morales@eluniversal.com.mx

El Tri no es el "Equipo de Todos", como se presume. Es casi imposible para los más pobres de este país presenciar en el Estadio Azteca uno de sus encuentros de eliminatoria mundialista.

Asistir a un partido de la Selección Nacional es un auténtico artículo de lujo, al que aproximadamente 52 millones de mexicanos, difícilmente tendrían acceso por sus bajos ingresos, de acuerdo con expertos en Economía.

"Hay 20 millones de personas que tienen pobreza alimentaria, que ni cómo ir; hay otros 30 millones de personas que se encuentran con alguna deficiencia de necesidades mínimas que pueden ir al futbol, pero seguramente lo tendrán que hacer apretándose mucho el cinturón o endeudándose; los desempleados que pueden echar mano de sus ahorros y hay más o menos, arriba de 2 millones de personas en esa situación", explica en charla Juan Sherwell, director de la Escuela de Graduados en Alta Dirección de Empresas del Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

El boleto  más barato para ir al duelo entre México y Estados Unidos cuesta 140 pesos [sin el cargo que se paga si se adquiere por el conocido sistema de distribución y venta de boletos]. Si una familia de cuatro integrantes pretende ir al Azteca desembolsaría 560 pesos más 80 pesos más por gastos para llegar al inmueble en transporte público.

De acuerdo con la encuesta de Trayectorias Laborales realizada por la Consar, 64.5 de los trabajadores mexicanos obtuvo en 2012 entre uno y tres salarios mínimos como ingreso al mes [hasta cinco mil 828 pesos].

"Para el nivel más bajo de la población en cuanto a ingresos sería sumamente complicado ir a un partido de estos. Sería a un costo altísimo, porque dejarían de consumir  otros bienes y servicios. Parte de nuestra sociedad, le destina cerca de 50% de su ingreso a sus alimentos y no porque coman mucho, sino porque ganan poco. Entonces, pedirle a estas personas que dejen de gastar su poco ingreso en las necesidades más básicas por ir a un partido de futbol, pues es mucho pedirles", afirma Sherwell.

Además, 92% de las familias en México destinan entre 100 y 500 pesos al mes en esparcimiento, según dice David Lozano, coordinador del Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM. Esa inversión familiar escapa al costo de los boletos del Tricolor ante Estados Unidos.

"Los precios son muy elevados para ese tipo de espectáculo, por sus características y calidad y son caros para el ingreso promedio de los mexicanos. Ir a un partido de futbol es inaccesible para los trabajadores de este país", concluye el académico de la Facultad de Economía.

cmm

Los personajes de la noticia